Sin categoría

Vacaciones = no hay labores que valgan

Y ya llegaron las vacaciones (infantiles, claro) de Semana Santa. Ay que estrés que me producen, según va llegando el día de que a los niños les dan las vacaciones en el colegio mi cuerpo se va transformando de una pseudo paz a un estrés continuo.

Por un lado pienso, anda, por fin las vacaciones para poder estar con mi “tocalotodo” y disfrutar lo máximo posible, marchar de viaje para ver a la familia y pasar unos días tranquilos, y por supuesto, vacaciones para hacer mis labores, para hacer lo máximo posible y aprovechar a adelantar trabajos atrasados, pues de eso se tratan las vacaciones, ¿no?.Ay, pero por otro lado pienso (y casi que es lo real) ¡socorro¡ ya empiezan las vacaciones, ¿qué hago con el tocalotodo?, ¿cómo hago para poder tenerlo distraído un día tras otro?, ahora a preparar maletas, a ver que tiempo hace porque no me va a caber de todo, ojalá no se me olvide nada, y ya de paso voy a ver qué labores me llevo de viaje para poder ir adelantando, eso si es que hago algo.

Al final las vacaciones se me quedan reducidas en todo eso anterior, vamos, un estrés continuo que termina con mi poca tranquilidad. Se preparan miles de planes para tantos días de vacaciones y luego a la hora de la realidad se termina haciendo todo lo contrario, las vacaciones ya no es lo que eran.

Cuando preparo la maleta, después de tenerla lista me pongo manos a la obra con mis labores primero hago una lista de lo que tengo entre manos y lo que tengo por empezar, o sea millón y medio de cosas. Después selecciono lo que más me corre prisa, aquí ya la lista baja a millón trescientos, ufff, que alivio. Sigo quitando de la lista, ahora vamos con lo que tengo por empezar, ay ay ay, que aquí se añade de nuevo a la lista, volvemos al millón y medio. Bueno, calma que seguro que estoy metiendo de más. Vamos a quitar lo que más abulta, ¿2 cosas sólamente? uf, que taquicardias que me están dando, bueno, pero son 2 cosa menos. Revisemos la lista: 1.499.998, bien, no está nada mal, a ver si puedo deshacerme de alguna cosilla más. Vamos a ver lo que seguramente me vaya a faltar material, ah mira, aquí soy una experta y descartamos ya bastantes cosas, me quedo con el millón, ole ole. ¿Y ahora que quito? Ya no se me ocurre nada, todo lo que queda seguro que lo acabo en estos días, asi que ya está acabada la lista de labores. Total, que tengo que buscar prácticamente una maleta extra para llevar todo los tiestos de las labores.

Hasta aquí todo bien, pero ay amig@s, llegan los días vacacionales, y en mi caso personal con un niño que le faltan horas el día para gastar toda la energía que tiene, ¿cuándo me pongo con mi maletón de labores para avanzar todo lo que traigo? Pues por la mañana imposible, por la tarde menos, y por la noche estoy que me caigo cual hoja llevada por el viento en la cama. Y así un día tras otro y cuando vienes a darte cuenta, te queda un día de vacaciones y ya casi estás con un pie de vuelta. Y ahí sigue el maletón de labores que habías traído con toda la ilusión del mundo para ocupar esos ratos muertos que las vacaciones te iban a brindar, ¡Ja! Se va de vuelta sin tocar, sin ni siquiera abrir, tal cual guardé todo, por menos vuelve todo colocadito.

Así que esas son mis vacaciones tejeriles, me estreso sólo de pensarlo. Y eso que me quedan unas horas para marcharnos. Asi que voy a aprovechar un ratito antes de coger el camino para avanzar en lo que a la labores se refiere para que así no vuelva todo tal cual llevé. Al menos la conciencia estará un poco a salvo.

 

¿Sois de las que os lleváis vuestras labores de vacaciones, o preferís no arriesgaros a cargar con todo y vais a lo práctico? o sea, que no os lleváis nada (que es lo que debería hacer yo)

 

Un abrazo y hasta la próxima.

 

Anuncios

8 comentarios sobre “Vacaciones = no hay labores que valgan

  1. Ufff normal que te estreses! Respira hondo y coge carrerilla, que después podrás con todo seguro.
    Yo en vacaciones suelo llevar dos labores: una pequeña de ganchillo que quepa en cualquier bolso, y en el coche siempre una bolsa con agujas de tejer (como no conduzca yo me aburro lo más grande) y como no hay que fijar tanto la vista aprovecho los trayectos sin riesgo de mareo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Miedo me da que quedan 19 días de colegio. Pero sí que es verdad que los trayectos en coche yendo de copiloto son buenos momentos para hacer labores, yo también los aprovecho mucho. 😘😘😘

      Me gusta

  2. Chica que estrés!!! La verdad que con los peques no hay casi tiempo para nada, se te van los días y lo que tenías pensado hacer sin hacer. Intenta disfrutar de las vacaciones y si puedes adelantar alguna labor será genial que haces cosas preciosas. Besines preciosa!!!!

    Le gusta a 1 persona

  3. Ay la de dios, me he estresado sólo de leerte, jajajaja ¡ Me recuerda cuando llevaba de vacaciones cosas para hacer tipo repaso y así, y luego de la misma forma que las llevaba, me las volvía a traer, pero ¿y lo que viajaban? Yo de momento , desde que estoy tejiendo no he ido de vacaciones, pero seguro que algo llevaría, aunque luego no lo toque, pero sería peor que me diera el mono y no tener una triste aguja, ¿no crees?
    Disfruta de las vacaciones, aunque sea con estres y que sea lo que tenga que ser 🙂

    Le gusta a 1 persona

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s