Marzo 2016

Yo tejo, tú tejes y a ti te vendría bien tejer.

Estaréis cansadas/os de leer este tipo de post, pero creo que es tan importante saber todo lo bueno que es el tejer que hay que seguir contando y aquí estoy yo para repetirlo.

En mi caso, no supe en su día los beneficios de tejer, simplemente sabía que me gustaba, me relajaba y hacía sentirme bien, así, sin más.

Lo que no tenía ni idea es que científicamente está probado y comprobado los beneficios que tiene tejer para cuerpo y mente, cosa de la cual me alegro profundamente. Se puede tejer sola o acompañada, cualquiera de las dos maneras será agradable y te sentirás bien.

 

Según estudios realizados, tejer mejora física y mentalmente, en la primera porque nos ayuda a disminuir el ritmo cardíaco, la tensión muscular y la tensión arterial, (aunque en mi caso, como me equivoque en los puntos y me dé cuenta 10 vueltas más tarde, el cabreo que me entra es poderoso, con lo cual la tensión se me pone por las nubes). La actividad de tejer nos obliga a pensar, desde el momento en que escogemos el proyecto a tejer, la lana, colores, talla, sacar los puntos necesarios, las agujas etc. Y nuestra cabeza sigue funcionando cuando empezamos a tejer, hay que estar contando las vueltas, los puntos y estar muy pendiente del trabajo que llevamos hecho, todos estos factores se vuelven nuestros aliados ya que estimulan las conexiones neuronales y mantenerlas activas a medida que envejecemos es vital para ayudar a retrasar la aparición de problemas cognoscitivos como es el caso de la demencia.

IMG_2867

 

La acción de tejer supone un complejo proceso neurológico, no es una simple repetición de movimientos con las manos. Ponemos en funcionamiento el área motora del cerebro, la sensitiva, la visual, la auditiva y la del lenguaje.

Durante la práctica de tejer, nuestras manos y brazos están en continuo movimiento, tocamos la textura de los ovillos, disfrutamos con los colores que usamos, escuchamos las indicaciones de la persona que nos enseña si estamos aprendiendo y a su vez las podemos transmitir a otros. Además, ponemos en acción la parte del cerebro encargada de planificar e imaginar.

IMG_2865

Si aún estáis indecisos y necesitáis algún dato más antes de coger un ovillo de lana y unas agujas, atentos:

1. Con la repetición de puntos se consigue lo que se llama “Respuesta de Relajación” es decir, que al repetir los puntos una y otra vez se produce un efecto de relajación en nuestro organismo similar al conseguido con la práctica del yoga.

2. Tejer puede ser esa balsa de aceite que necesitas cada día para conseguir la calma, convirtiéndose en tu gran aliado para evadirte de los problemas cotidianos ya que te involucras tanto en la actividad que estás realizando, que terminas aislándote de los problemas. Es una actividad que estimula a tu cerebro, ayudándote a relajarte y a disminuir tus niveles de estrés.

3. Te ayudará a mejorar el ánimo y la alegría, ya que facilita el buen humor. Conseguirás reducir las hormonas del estrés y al mismo tiempo aumentar los neurotransmisores de la felicidad, como la serotonina.

4. Tejer favorece la capacidad de concentración por lo que puede ser una auténtica terapia para aquellos que sufren de déficit de atención.

5. Ayuda a sentirse bien con uno mismo y a aumentar la autoestima ya que con nuestras propias manos estamos creando una prenda. Afianza la confianza en uno mismo y nos ayuda a esforzarnos y a cultivar la paciencia.

6. Nos enseña a luchar por alcanzar nuestros objetivos y no desanimarnos aunque fracasemos en el primer intento. Porque cuando estás aprendiendo a tejer puede que tengas que deshacer la labor y volver a empezar de cero. Una experiencia que podrás aplicar a tu vida.

7. Tejer fomenta la comunicación entre generaciones ya que son nuestros mayores los mejores expertos y los que conocen los trucos de esa actividad. Escuchar sus consejos es esencial para mejorar y aprender.

IMG_2866.JPG

(Datos sacados de La mente es maravillosa)

Todos estos datos son científicos, pueden sonar demasiado técnicos pero no hay ni uno que no sea cierto, seguro que las que tejéis podéis dar fe de todos ellos. En mi caso personal puedo decir que me encanta tejer, me relaja tanto que estaría horas sin parar (mal, porque hay que tomarse tiempos de descanso, una entrada próxima) el problema es que esas horas no son demasiadas, ya que sólo puedo tejer por la noche cuando encuentro el momento de relax, pero no importa, ya que lo poco o lo mucho que teja para mi es gloria y ese rato vale millones.

Aunque todo lo escrito anteriormente se basa en tejer, estoy convencida que cualquier tipo de trabajo manual es beneficioso para la salud (física y mental) , asi que pongámonos a hacer manualidades que todos lo agradeceremos.

Un abrazo fuerte y hasta la próxima.

 

Anuncios

10 comentarios sobre “Yo tejo, tú tejes y a ti te vendría bien tejer.

      1. Uy, pues a mí me pasa al revés, cuando coja las agujas podría pillarme el amanecer sin darme cuenta, jejej. Para mí lo mejor es la de horas que me permite pasar aprendiendo de mi madre 😊

        Le gusta a 1 persona

    1. Ojalá vendieran el tiempo por horas. Hay tantas cosas por hacer y tan poco tiempo. Pero aunque sea poquito hay que buscarlo. Por cierto, el punto de cruz sí que me parece complicado, a ver si nos enseñas 😉. Gracias por leerme y comentar. Besos

      Le gusta a 1 persona

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s